El Junior se queda sin premio

El Junior se queda sin premio

2017 - 2018

Los de Esther Úbeda hicieron un gran partido ante el líder, plantaron cara hasta el final y terminaron cayendo por la mínima.

El equipo Junior caía en la mañana del domingo ante el Prado Marianistas por seis puntos  en un partido disputado en el pabellón San Antonio. Buena entrada y ambiente agradable. El partido resultó muy entretenido, con acciones brillantes por parte de ambos conjuntos y muy emocionantes.

Se presentaban los de Ciudad Real como claros favoritos. Sin embargo, los atléticos estaban dispuestos a hacer saltar todos los pronósticos. A los cuatro minutos los nuestros comandaban el marcador por 10 a 6. Un inicio brillante, en el que los de Esther Úbeda hacían circular el balón con fluidez hasta encontrar buenas posiciones de tiro que eran anotados y anticipándose en defensa al poste forastero, lo que propiciaba robos de balón.

El entrenador visitante ordenó un tiempo muerto para ajustar diversos cambios defensivos, fruto de los cuales, los capitalinos le dieron la vuelta al marcador, poniendo una distancia que hacía pensar en lo peor para los nuestros. Por ello, se alcanzaba el minuto siete del encuentro  un 11 a 19. Lejos de sentirse intimidados, los auriverdes sacaron lo mejor de sí para volver a apretar el marcador llegándose al final del primer cuarto con un ajustado 19 a 21.

En el segundo cuarto se vieron los mejores minutos de baloncesto del Atlético Tomelloso. Los nuestros, con menor tamaño que los postes visitantes, hacían valer su movilidad y buena circulación de balón. El entrenador visitante ordenaba distintos tipos de defensa sin que consiguiera dar con la que parar a los chicos de Úbeda. Despacito, como sin creérselo, los auriverdes iban tomando la delantera en el marcador hasta llegar a la media parte con un 40 a 36.

Andaban escarmentados los locales con los terceros cuartos que en partidos anteriores habían resultado decisivos para la suerte del encuentro. En esta ocasión, los atléticos salieron bien metidos en el encuentro y aunque se atragantaba la defensa de Marianistas, no se perdían balones, ni se regalaban canastas fáciles con lo que al final del tercer acto el marcador reflejaba un empate a 51. Partido abierto y bonito para el espectador.

En honor a la verdad hay que decir que el último cuarto se tiñó de azul, el color de los visitantes, quienes por fin consiguieron imponer su poderío físico logrando numerosas canastas en transición logrando ponerse con un 53 a 61 a falta de tres minutos que ya ponía el partido muy cuesta arriba para los auriverdes. En los tres minutos se produjo un intercambio de canastas entre un equipo que no cejaba en conseguir la primera victoria de la temporada y otro que no quería ceder la ventaja que tanto esfuerzo le había costado conseguir. El marcador final fue 62 a 68. Los de Esther Úbeda se quedaron con la miel en los labios.

Encuentro muy entretenido que hizo disfrutar a la numerosa parroquia que se dio cita en el pabellón San Antonio. Bonito gesto de deportividad visitante quien al final del encuentro aplaudió el corro de los locales.

El próximo encuentro que disputará el equipo junior será en el majestuoso Díaz Miguel, el próximo domingo a las 16 horas. Siempre resulta difícil acostumbrarse al bote del balón en el parquet, sin embargo, un escenario como el Díaz Miguel merece dar lo mejor del equipo.

 

Incidencias

Partido disputado en la mañana del domingo en el Pabellón San Antonio de Tomelloso.

Ver más noticias