Darío: “A veces hay que jugar como un equipo pequeño para ganar como uno grande”

Noticia

Darío: “A veces hay que jugar como un equipo pequeño para ganar como uno grande”

El entrenador del Atlético Tomelloso terminó muy satisfecho con el partido tan completo de su equipo ante el Manchego.

Darío está contento. Se siente con la conciencia tranquila por el trabajo bien hecho. Pero también se siente orgulloso de un grupo de jugadores que sabe cuándo hay que apretar y cuando no. Y el pasado domingo, sus pupilos se conjuraron ante las adversidades para dar un golpe de autoridad encima de la mesa. Porque la intensidad defensiva, saber leer el partido y la pegada de cara a puerta fueron determinantes para rascar una victoria que es mucho más que tres puntos.

Tras la conclusión del partido, el míster se mostraba satisfecho por la victoria de los suyos, pero con cierto mal sabor de boca por su expulsión. Subrayó en primer lugar que “hicimos un partido muy completo desde el minuto uno hasta el noventa” y elogió la palabra ‘equipo’ al explicar que “al faltar tanta gente importante, todos los jugadores han arrimado el hombro y han trabajado como un verdadero equipo”.

A pesar de la pegada de los suyos con esos tres goles, el técnico del Atlético Tomelloso recordó que “también fallamos un penalti y varias ocasiones, por lo que pudimos marcar algún gol más”. Refiriéndose al partido, feo en algunas fases para el espectador y bonito de intensidad tal y como vaticinó en la previa, Darío aseguró que “a veces hay que jugar como un equipo pequeño para ganar como un equipo grande, pero teníamos las ideas muy claras”.

Cómo no podía ser de otra manera se le preguntó por su expulsión, a lo cual argumentó que “prometo por mis dos hijos que no le he dicho nada. Me dirigí a Ibou para decirle que se dedicara a jugar al fútbol porque dejó a Manu con un bollo en la cabeza y con los tacos en la espalda. Y le pregunté que por qué había añadido cinco minutos en el primer tiempo cuando dijo que cuatro. Está claro que no podemos hablar con los árbitros”. Además, reconocía que “he cometido un error, lo asumo y acataré la sanción, pero el jugador que da un codazo y le clava los tacos en la espalda de mi jugador se va con una sola amarilla”. No obstante, Darío finalizó diciendo que “es un buen árbitro que no tuvo demasiada suerte” y aseguró que “en este campo hay que jugar así porque el Manchego es un equipo muy bien trabajado y muy bien dirigido”.

 

Información patrocinada por:

Comparte la noticia

Noticia Anterior  Noticia Siguiente
Ver más noticias