El Atlético Tomelloso se agarra al Paco Gálvez

Noticia

El Atlético Tomelloso se agarra al Paco Gálvez

El equipo auriverde recibe este viernes al Villarrubia en la primera cita de las tres que restan en casa. Los de Darío pueden certificar media permanencia; los de Alfaro, medio play off. La unión, ahora más que nunca, hace la fuerza.

Asqueado del sabor amargo de la derrota, anclado en la desesperanza y lleno de impotencia por los últimos resultados, el Atlético Tomelloso ha dado un puñetazo encima de la mesa para revertir la situación y cambiar la dinámica. En una temporada para olvidar, los pupilos de Darío se han quitado el cartel de futbolistas para ponerse el mono de trabajo, bajar al barro y sacar las castañas del fuego. Porque llegados a este punto, la victoria empieza a ser la única opción si no quiere complicarse aún más la vida. Y llegados a este punto, valga la redundancia, el Paco Gálvez se presenta como un talismán donde equipo y afición tienen que remar juntos para conseguir el objetivo. Luego, a final de temporada, llegará el momento de señalar culpables y hacer autocrítica.

Cuatro finales, tres en casa

Y es que los dos próximos partidos son fundamentales para los auriverdes. Este viernes, a partir de las 20 horas, el Atlético Tomelloso recibe al Villarrubia, un conjunto que se juega buena parte de sus opciones por entrar al play off de ascenso con permiso del Guadalajara. Cuatro días después, el martes, los auriverdes volverán a jugar en casa ante Villacañas para certificar, a ser posible, la permanencia.

Luego, el viaje a Cuenca y el último partido en casa ante Guadalajara, pondrán el colofón a la temporada. En definitiva, cuatro partidos por delante y tres de ellos en casa.

Llega el Atlético Tomelloso al encuentro de hoy muy tocado en lo anímico después del repaso recibido en Marchamalo donde los tres goles tempraneros, el penalti fallado por Javi Fernández, la lesión de Juanpe y los cuatro balones al palo se mostraron como muchos fantasmas juntos que no fue más que un perfecto reflejo de toda la temporada.

Pero Darío ha trabajado la semana en encontrar ese Atlético Tomelloso competitivo, que se levanta ante las circunstancias, que atesora grandes dosis de fútbol y, al fin y al cabo, ese Atlético Tomelloso que mordió en Socuéllamos, que venció en Azuqueca o que goleó en casa al Villarrobledo en uno de esos partidos que hacen afición.

Un rival en auge

No será tarea fácil ya que en frente habrá un Villarrubia que viene con la flecha para arriba, como un tiro y dispuesto a asaltar el cuarto puesto de la tabla. No estarán en la cita Acoidán por lesión ni Suso, Vilchez ni Pablo Jiménez por sanción, pero sí estarán otros como Javi Sánchez en la portería, Iván Zaragoza en defensa, Toni Seoane en la medular o dos grandes delanteros como Rubén Moreno y Paco Tomás. Todos ellos sin contar con archiconocidos como Pituli o Isma Rangel. Además, Ludeña y Nelson han trabajado con el grupo, aunque la principal novedad es el fichaje de De Pedro, lateral izquierdo del Móstoles que llega a sustituir a Acoidán.

Por su parte, Chendo y Luque son las únicas bajas en el Atlético Tomelloso por lesión, mientras que el resto parece ser de la partida. “La semana ha sido dura y complicada, pero hay que sacar lo positivo y es que estamos todos juntos para buscar la victoria este viernes ante el Villarrubia” subrayaba Darío en la previa mientras reconocía que “el equipo está afectado por los últimos resultados y por la imagen que hemos dado, pero está a tope para intentar conseguir una victoria que nos acerque al objetivo de la permanencia”.

Sobre su rival, el Villarrubia, el técnico auriverde señalaba que “el Villarrubia es un equipo con una calidad muy alta y lo más peligroso es su dinámica ya que ha demostrado que es un equipo que sabe sufrir, que tiene confianza y de ahí los resultados que está sacando a última hora”.

Por otro lado, recordaba que “es uno de los equipos que parten desde el principio con el objetivo del play off y que está compuesto por grandes jugadores como Rubén Moreno, Toni Seoane, Iván Zaragoza o Javi Sánchez y entrenado de la mano de Manolo Alfaro que está haciendo un gran trabajo”.

Por último, Darío esperaba “un partido muy intenso, muy disputado y que cualquier error nos puede penalizar. Es un partido para jugarlo con inteligencia y cabeza fría. No hay que confundir la motivación con la precipitación. El que esté más acertado de cara a portería tendrá muchas opciones de llevarse el partido”.

 

Información patrocinada por:

Comparte la noticia

Noticia Anterior  Noticia Siguiente
Ver más noticias