El Atlético Tomelloso consigue una gran victoria en Quintanar, 1-2

Prohibido rendirse en el Atlético Tomelloso. Los auriverdes confirmaron su mejoría en juego y resultados con una victoria en Quintanar del Rey, 1-2, que le lleva ya a los quince puntos.

Las derrotas de rivales directos como Talavera B, La Solana y Villarrobledo, y el empate del Tarancón en su feudo, permite a los de Raúl Lara recortar distancias con los equipos que marcan la salvación. A siete puntos están ahora los auriverdes del Tarancón, dejan ya descolgado, sin apenas opciones, ante el Talavera B y tienen en la recámara el partido pendiente con el Torrijos. Y para el próximo domingo llega un duelo de capital importancia ante La Solana. Si el Atlético lo resuelve a favor, las cuentas podrían empezar a ser mucho más amables.

En Quintanar, Raúl Lara apostó de salida por Kike Reguero, Franco, Molinero, Yeisson, Johan Montes, Agustín, Moratalla, Morales, Carretón, Dani Lozano y Abraham. Los auriverdes sufrieron el contratiempo de la lesión de Moratalla y en su lugar entró el argentino Nico Romero. En el segundo tiempo entraron Gallego, Roberto y Lobato.

Volvió a encajar pronto el Atlético, a los nueve minutos, un gol que llevó el sello de Megías. Pero los auriverdes reaccionaron bien. Un gran balón de Johan Montes a la espalda de la zaga quintanareña, dejó solo Morales que batió con calidad al portero. Faltaban solo tres minutos para llegar al descanso y ese 1-1 dejaba el partido totalmente abierto.

La segunda mitad se iniciaría sin un dominador claro. Los dos equipos presionaban en la zona ancha y era complicado encontrar los espacios para tranzar jugadas. El Quintanar se adueñó del balón, pero no lograba generar oportunidades claras. Tampoco el Tomelloso que apostaba por un repliegue intensivo en torno a su área.

A falta de ocho minutos para el final se produjo la jugada decisiva del partido. Kike Reguero salvó un gol que ya se cantaba en las gradas con una gran parada, y acto seguido sacó rápido para Abraham que encaró a Robles, lo regateó y puso el 1-2 en el marcador. Era el minuto 82.

Con el resultado a favor, el equipo de Lara volvió a replegarse e intentar que en ese tramo final no hubiera más goles. Fer Navarro y Mansour disfrutaron de oportunidades para conseguir el empate en el 88´ y en el 89´, pero Reguero volvió a demostrar que es uno de los mejores porteros de la categoría con buenas intervenciones.

Aguantó el Atlético que se trajo el botín de los tres puntos y la sensación de que tiene potencial más que suficiente para pelear por la permanencia hasta el final.

publicidad