El Atlético Tomelloso sigue sufriendo como visitante y cae en Torrijos

Sigue sufriendo el Atlético Tomelloso como visitante el Atlético Tomelloso que ayer cayó en Torrijos, 3-0

Un partido que a los veinte minutos ya perdía 2-0 con los goles de Óscar Cabo. A falta de un cuarto de hora, Giuliano Barone, hizo el tercero para certificar la victoria de los toledanos.

Tras el descanso el equipo auriverde jugó mejor, pero no acertó en dos claras que tuvo y su rival sentenció con otro tanto a falta de un cuarto de hora e incluso perdonó la goleada porque Óscar Cabo malogró un penalti.

A buen ritmo, pero con posesión repartida y mucha precaución, en los primeros minutos del enfrentamiento sólo se pudo disfrutar de una batalla táctica tan interesante como corta. Y es que los toledanos tardaron muy poco en golpear con dureza a su oponente, porque tras siete minutos de pelotas divididas la primera llegada por banda de los locales terminaba con un centro preciso de Pacheco desde el costado derecho directo al punto de penalti, y allí aparecía el goleador Óscar Cabo para imponerse a la zaga y batir a Reguero. El Torrijos de Esteban Becker sorprendía y encaraba el resultado muy rápido.

El gol recibido no le sentó nada bien al once de Julián Espinosa y en el siguiente tramo el Atlético Tomelloso seguiría sufriendo con la pelota y sin ella, incluso para conseguir tenerla, pero también y especialmente a la hora de lidiar con la presión y los nervios, pues aunque los visitantes llegaban a la cita después de sumar su primera victoria la semana pasada, al ganar 2-1 al CD Tarancón, el grupo de Espinosa todavía no le ha cogido el ritmo a la competición y ya van cinco jornadas ligueras. Y las urgencias no son buenas consejeras porque en el ecuador del primer periodo el equipo cometía un grave error de salida de balón en plena retaguardia, Álex Martín robaba fácil y se la ponía en bandeja de plata a un Óscar Cabo que sólo tuvo que empujar el segundo a la red para convertirse en bigoleador y acercar todavía más a su equipo a la victoria.

Como era de esperar el segundo gol encajado todavía le sentó peor a un Atlético Tomelloso sin rumbo de ahí al descanso, momento al que llegó sin mayor castigo y gracias, porque en el tramo final Álex Martín perdonó el tercero cuando su remate se estrelló en la madera y Óscar Cabo rozó el hat-trick con un gran disparo desde la frontal. Mientras que por parte visitante sólo se vio un intento de Joaquín desde el medio campo que generó inquietud, pero quedó en nada.

En el reinicio los visitantes salieron mucho mejor y durante el primer cuarto de hora pusieron en aprietos al Torrijos, pero ni Abraham, que cruzó demasiado, ni Dani Lozano consiguieron marcar en dos jugadas muy claras y eso generó dudas. De hecho, a la hora el local Óscar Cabo marró un penalti, Reguero lo paró, cometido sobre un Pacheco que cogió la moto y sólo pudieron pararle con derribo dentro del área. Sin embargo, a falta de un cuarto de hora, Pacheco volví a hacer de las suyas y en esta oportunidad un Giuli recién ingresado no perdonaba el tercero local de cabeza.

De ahí a la conclusión el partido se abrió mucho más y aunque el marcador no se movió baste decir que Óscar Cabo tuvo otras dos ocasiones claras y que los visitantes también alguna para hacer el tanto del honor.

publicidad