Jorge Romero expresa su apoyo total a Juli Espinosa
El presidente del Atlético Tomelloso arropó a su entrenador en la sala de prensa de La Moheda y sus palabras no pudieron ser más rotundas:

“Mi presencia aquí, que no es habitual ni creo que lo vuelva a ser, es para dar mi apoyo al entrenador; no nos queda otra que seguir trabajando”, sentenció.

La situación del At. Tomelloso, colista del grupo en Tercera RFEF, se agravó este domingo tras su derrota en La Solana (3-1). Era un partido marcado en rojo para los visitantes, conscientes de que La Moheda podía ser un lugar propicio para detener la sangría. No fue así, de modo que los auriverdes se hunden un poco más y salen del feudo amarillo realmente tocados. Otro día difícil para Julián Espinosa, quizás cansado de sentarse ante los micros para explicar una decepción más.

Sin embargo, esta vez acudió a la sala de prensa acompañado por su presidente, Jorge Romero de Ávila. Una rareza que, naturalmente, no era casual. Hay gestos que dicen muchas cosas y este era uno. Eligió este momento, en un campo que le trae grandes recuerdos, para arropar a su entrenador. Sus palabras no pudieron ser más rotundas: “Mi presencia aquí, que no es habitual ni creo que lo vuelva a ser, es para dar mi apoyo al entrenador; no nos queda otra que seguir trabajando”, sentenció.

Jorge Romero, que ya ha confirmado que optará a otros cuatro años al frente del club, tiene claro qué entrenador quiere al mando, sobre todo cuando Radio Horizonte-La Solana le pidió ser más explícito. ¿Julián Espinosa seguirá siendo tu hombre, pase lo que pase?: “Por supuesto. Lo conozco hace mucho tiempo, sé lo trabajador que es, le decimos coloquialmente que es un enfermo del fútbol por cómo prepara los partidos y es el entrenador que necesita el At. Tomelloso”.

En cualquier caso, el presidente tomellosero no se engaña. Admite que el momento deportivo es complicado. “El objetivo es salvar la categoría y claro que preocupa esta situación, pero en días como hoy el fútbol demuestra lo ingrato que es; creo que el At. Tomelloso no debería haber perdido hoy, y menos por 3-1”. Y añade que la pizca de fortuna que tuvieron la temporada pasada les ha abandonado. “El año pasado le decía a Juli que el fútbol nos quería, y este año no nos quiere tanto”.

El problema es que la realidad de los resultados -y la tiranía de la clasificación- hace que la paciencia solo esté al alcance de una exigua minoría. Jorge Romero está en esa lista, quizás porque conoce mejor que nadie las limitaciones de su club. Y también el nivel de compromiso y conocimiento del club de su entrenador. “Hemos hablado mucho esta semana y estamos tratando de corregir errores, pero estamos muy limitados económicamente, aunque trataremos de fortalecernos”. “Trataremos de animar a los jugadores que están más bajos y si hay que hacer fichajes o cambio de cromos, lo haremos”. “Un pueblo como Tomelloso debe estar en Tercera División”.

Antes de esa declaración de intenciones, amplificada por el momento y la puesta en escena, Julián Espinosa trató de explicar lo sucedido en La Moheda y lamentó que su equipo no hubiera pescado nada. Al margen de su análisis técnico del partido, en ese momento no aclaró nada sobre su futuro en el banquillo del ‘Paco Gálvez’ si la cosa no mejora. Para eso estaba su presidente, el hombre que compareció para zanjar el debate, justo ahora que pintan bastos. “Mi confianza en Juli es total”.

publicidad