La gloria del ascenso quedó para el final

Dos  goles de Morales y Sergio Madrid en los últimos minutos cierran un histórico 4-1 ante el Cazalegas

Empecemos por el final. Faltan dos minutos para que acabe el partido y el Atlético Tomelloso tiene un insuficiente 2-1 a favor. El Cazalegas, que lleva más de una hora con un hombre menos, aguanta como puede las embestidas auriverdes. Un rechace de los azulgranas lo caza Morales, que a pesar del bote alto de la pelota, acomoda bien el cuerpo y lo coloca en la escuadra, 3-1 y el objetivo vuelve a estar cerca. Solo hace falta un gol más.

Minuto 92. Sergio Madrid recibe de espaldas a la portería, hace valer su corpulencia para girarse y conectar un disparo raso que no puede detener Aparisi. Es el 4-1, es el gol del ascenso que desata la locura en el Paco Gálvez. El árbitro alargará varios minutos más, se producen momentos de tensión en los banquillos y el Cazalegas intenta buscar el gol salvador con un desesperado juego directo. Pero llega el final y la afición invade el campo. El Atlético Tomelloso asciende a tercera división después de un increíble final.

Es el final feliz a un duelo de alto voltaje que empezó bien para los de casa con el gol de Morales en el 12. El extremo anduvo listo en el segundo palo para conectar con el interior y de volea un córner botado por Joaquín.  No se descompuso el Cazalegas que empezó a manejar bien el balón, a bajar las revoluciones del partido y a conectar  con sus peligrosos hombres de arriba, Rubén Rivera y Chumi.  En una de sus llegadas, marcó Roberto López tras romper por la derecha y batir a Asenjo con un disparo cruzado. 1-1 y otra vez la eliminatoria muy cuesta arriba.

Lo intentó el Atlético con un gran trabajo de desgaste y Joaquín arriba, para dejar de cara y que rompieran al espacio Roberto y Morales, pero defendía con muchos el equipo visitante y no era fácil encontrar los caminos. La expulsión de Talyson , por un codazo, acentuó la táctica defensiva de los toledanos.

En la segunda parte metió Juli Espinosa a Carretón con el fin de explotar su juego asociativo y buen último pase ante un rival en inferioridad. Después introdujo a todo su arsenal de ataque dando entrada a Álvaro Dueñas y Sergio Madrid. A la hora de partido, Franco pareció perfilarse para tiro, pero le salió un pase que dejó solo a Gallego que hizo el 2-1. Con media hora por delante y un hombre más, el Atlético tenía vida, pero sus recursos de ataque se limitaron a centros y juego directo que no daba crédito.

Sin embargo, el partido estaba en una dinámica que si llegaba el tercer gol, inmediatamente llegaría el cuarto. Y así fue. Se lo hemos contado al inicio de esta crónica. Ese cuarto gol de Sergio Madrid que suponía un épico ascenso a tercera división. En el momento de escribir esta crónica la afición lo sigue celebrando a lo grande.

publicidad

Agregar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *