fbpx
Enrique Martínez: “Es una ilusión ver que los resultados van llegando”

Noticia

Enrique Martínez: “Es una ilusión ver que los resultados van llegando”

Enrique Martínez (Tomelloso, 1971) es miembro del Atlético Tomelloso Triatlón y acaba de proclamarse subcampeón del circuito de Cuenca de Duatlón. Una competición que consta de catorce pruebas y que combina el duatlón clásico con el Trail.

El Atlético Tomelloso puede presumir de ser un club deportivo con mayúsculas. Una de las secciones que más alegrías da a le entidad auriverde es la de Triatlón, cuyos deportistas llevan los colores del club por toda la geografía nacional. Charlamos con el duatleta del Atlético Tomelloso para saber más acerca de este deporte y conocer cuáles son las rutinas de entrenamiento de un deportista no profesional que debe compaginar su vida laboral con la deportiva.

Pregunta: Acabas de proclamarte subcampeón del circuito de Cuenca de Duatlón, ¿en qué consiste la competición?

Respuesta: Son catorce pruebas, en las que cada carrera tiene una puntuación que suma para la clasificación general. Es obligatorio correr al menos diez pruebas para poder luchar por el campeonato. Cada carrera que un deportista haga a partir de la décima, le otorga tres puntos extra de bonus. En mi caso, corrí doce pruebas, por lo que obtuve seis puntos más a sumar a los resultados que conseguí en las carreras que disputé.

P: ¿Son pruebas exigentes?

R: Sí, especialmente los Trail. Hablamos de carreras de entre quince y veinte kilómetros con mucho desnivel, que se disputan en terrenos complicados y son pruebas duras. Se trata de competiciones de resistencia, que suelen llevarse a cabo en la serranía de Cuenca. Los duatlones no lo son tanto porque la mayoría de las veces se trata de distancia Sprint, que es una prueba rápida.

P: ¿Cómo empezaste en el mundo del duatlón?

R: Empecé haciendo ciclismo a los veinte años. Siempre he salido en la bici con gente que era triatleta. Hace siete años me entró el gusanillo de empezar a correr para meterme en otra disciplina y para evitar perder la forma física de la bici en invierno, cuando es complicado salir y tienes que hacer mucho rodillo. Poco a poco fue gustándome y al mes de empezar a correr me apunté a mi primer 10.000 y lo hice bien. Al mismo tiempo me entró también el gusanillo del Trail, ya que empecé a salir a correr por la zona del pantano de Peñarroya.

P: ¿Cómo es el día a día de un duatleta no profesional?

R: Me levanto a las siete de la mañana para empezar a trabajar a las ocho. Mi profesión es física, soy tornero, en mi empresa nos dedicamos a hacer mecanización de piezas, por lo que tengo que estar continuamente de pie y moviéndome. Cuando finalizo mi jornada laboral, a eso de las siete de la tarde, me cambio y comienzo el entrenamiento.

P: ¿Cuántas horas entrenas al día?

R: Según lo que toque. Con la bici entre dos horas y media y tres. Sin embargo, los días que toca carrera o gimnasio son unas dos horas de entrenamiento. Trato de entrenar cinco días a la semana y aprovechar los fines de semana para hacer sesiones más largas.

P: ¿Es muy complicado compaginar tu vida laboral con la deportiva?

R: Es difícil. Hay temporadas en el trabajo donde hay más faena y tienes que alargar el horario un poco más, llegas más tarde a los entrenamientos y acabas más tarde. Pero lo cierto es que luego es una ilusión ver que los resultados deportivos van llegando y siempre se intenta, aunque un día no pueda hacer toda la sesión de entrenamiento que tengo programada, hacer algo de entrenamiento para no parar.

P: Has comentado que combinas los entrenamientos de carrera y bici con el gimnasio, ¿es importante para ti el trabajo anaeróbico?

R: Sí, es importante fortalecer especialmente el tren superior, que es lo que menos se toca en carrera y bici. Además, el hecho de meter sesiones de gimnasio y de musculación evita lesiones.

P: ¿Qué grado de importancia tiene una buena alimentación para un duatleta?

R: La alimentación es muy importante. Una buena alimentación es clave para rendir bien, ya que sin eso, los entrenamientos no van a dar los resultados que deberían. En pruebas de larga distancia, que puedes llegar a estar tres horas compitiendo, el cuerpo necesita tirar de reservas que si no te has alimentado bien, ya no solo ese día o el día de antes, sino durante toda la semana, no vas a tener y te va a costar mucho rendir. Una mala alimentación puede arruinar un buen entrenamiento.

P: ¿Cómo ha ido la temporada 2018?

R: Este año me he centrado más en el circuito de duatlones de Cuenca, aunque también he aprovechado para participar en algunas carreras que me venían bien como preparación para no perder forma y para encarar mejor la competición que tenía como objetivo.

P: Ahora que nos encontramos en el final de la temporada, ¿aprovechas para desconectar del duatlón y dedicarle horas a otras aficiones?

R: No suelo bajar mucho la intensidad de los entrenamientos porque no me gusta entrenar suave a no ser que se trate de un entrenamiento de recuperación después de una carrera. Quizá entreno un día menos, pero no me gusta parar ni tomarme semanas en blanco. Me encuentro bien entrenando, es algo que me gusta y me sienta bien.

P: ¿Qué significa para ti formar parte del Atlético Tomelloso?

R: Es importante a nivel de imagen. Muchas veces llegas a las carreras y te conocen porque han visto al equipo de fútbol o han ido allí a jugar. Enseguida identifican también los colores de la ropa y eso nos da otra dimensión.

Información patrocinada por:

Imagen publicidad

Comparte la noticia

Noticia Anterior  Noticia Siguiente
Ver más noticias