fbpx
Orgullosos subcampeones

Noticia

Orgullosos subcampeones

El Atlético Tomelloso Basket se coló en la final de la Final Four después de superar al favorito CEI Toledo. El domingo no pudo con un ADB Hellín que mostró más oficio

El conjunto auriverde bajó el telón de la temporada el pasado fin de semana. Fueron dos días de emoción, ilusión, tensión y alegría. Pero sobre todo, fue un fin de semana de satisfacción por el trabajo bien hecho. La temporada acabó de la mejor manera posible, disputando una final a cuatro ante auténticos transatlánticos de la categoría. Los de Ramón Cañas partían como las cenicientas de esta fase final, pero pronto demostraron que de cenicientas tenían poco y el sábado apearon al favorito, el CEI Toledo.

Antes, el ADB Hellín eliminó al CB Talavera Basket después de un partido espectacular y tremendamente igualado, donde las alternancias en el marcador fueron la nota dominante durante los cuarenta minutos. Tanto es así, que el conjunto toledano tuvo la oportunidad de llevarse el encuentro en la última posesión, pero la fortuna sonrió a los albaceteños, que certificaron su pase a la final sufriendo más de lo previsto.

Después le llegó el turno al Atlético Tomelloso. La insultante juventud del CEI Toledo era su principal arma para frenar las tentativas auriverdes. El cuadro capitalino salió con presión alta desde el primer momento, asfixiando la subida de balón y provocando algunas pérdidas. Sin embargo, el saber estar de Pablo García y Chicho solventaba la papeleta. Ambos equipos comenzaron el partido muy nerviosos, precipitándose en ataque y cometiendo muchos errores.

Sin embargo, los de Ramón Cañas estuvieron muy sólidos en defensa, trabajando duro y evitando que el CEI hiciera daño desde el perímetro con ayudas constantes. Mención especial en este apartado merecen los hombres interiores del Atlético Tomelloso. Bonillo, Fernando y Javi Blanco estuvieron inmensos en tareas defensivas. Carlos López volvió a erigirse en dueño y señor de los tableros capturando rebotes tanto en ataque como en defensa y permitiendo a su equipo disfrutar de segundas y terceras oportunidades.

A pesar de marcharse al descanso por debajo en el marcador, un inicio fulgurante en la segunda parte permitió a los auriverdes remontar el encuentro. La defensa se mantuvo igual de fuerte pero un imperial Javi Blanco empezó a dominar la pintura y a permitir que su equipo generara ventajas cada vez más grandes. Sin embargo, el equipo toledano no daba su brazo a torcer y se acercaba peligrosamente en el marcador aprovechando el desgaste físico de los tomelloseros.

No obstante, el acierto desde la línea de tiros libres fue determinante para sellar una victoria que hizo estallar de júbilo a los más de cien seguidores tomelloseros que abarrotaron las gradas del pabellón Picasso de Alcázar de San Juan.

Ya el domingo, en la final, los de Ramón Cañas tuvieron que hacer frente a un equipo experimentado y talentoso a partes iguales como es el ADB Hellín. Pronto comenzó a marcar distancias el conjunto albaceteño gracias al acierto en el tiro exterior y al domino en la zona del que hicieron gala. El técnico auriverde se vio obligado a cambiar la defensa para tratar de cortar la sangría de puntos. Le salió bien la apuesta, ya que en el segundo cuarto la diferencia quedó reducida a cinco puntos.

Ya en la segunda mitad, el marcador se mantuvo ajustado durante los primeros minutos del tercer cuarto. Sin embargo, el cuadro azulón volvió a marcharse en el marcador para finalizar el periodo con una ventaja de veinte puntos que fue insalvable. A pesar de la derrota en la final, hay que sentirse orgullosos de un equipo que lo ha dado todo para conseguir alcanzar un hito histórico para la ciudad de Tomelloso.

Información patrocinada por:

Imagen publicidad

Comparte la noticia

Noticia Anterior  Noticia Siguiente
Ver más noticias